El emigrante ( Javier Feijóo)
¿Por qué no güerve la noche?¿Por qué la tarde s’alarga?¿Por qué no oscurece yapa que llegue pronto’l alba?
¡Por fin, mañana es el día!Yo brincaré de la camasin que naide me dispierte.
El tren vendrá po la vía.Despabilará silbandola ilusión de toa mi via;desperezando mi llantojasta jacelo sonrisa;desafinando mi cantoesgarrándolo en caricias.
Madre ice qu’es mu güeno.¿M’habrá mercao argún regalo?¡Qué más da! Si lo único que quieroes teneglo aquí a mi lao.
Ella ice que se juéporque aquí no había trebajoque no había pa comé,qu’había que sobrevivíy que se tuvo que dirpa podenos mantené.
Ice qu’argunos señores,d’esos que tién to’l dinero,allegaron por aquíy en metá la plaza’l pueblodijieron qu’había otros camposqu’están mu lejos, mu lejos,que les llaman alemanias,y pa ganá las pesetashabía que dirse p’allí,más allá e las montañas,más p’allá el río Duero,aonde nunca, enjamás,había llegao ni mi agüelo,que va siempre tras la yunta,siempre arando, cara’l cielo.
Yo lo qu’entoavía no entiendoes cómo ha podío aprendéesos palraos tan rarosque naide pué entendé:“trujen, brajen, crujen…”¡Ande, verígüelo usté!
No sé, no estoy mu seguro,porque’n esto del idiomay de la litiraturayo entoavía no ando mu ducho,pero pa mí qu’esa genteno han d’entendese mu bien.
Madre está hoy mu agitá.Fregando ha roto una fuentey en ves e despotricácomo jace argunas veces,se reía y se reía;y al mirame m’he fijaoque dos lágrimas caíancon un brillo enamoraorefalando’n sus mejillas.
¡Y no lloraba de pena,que lloraba d’alegría!
El tren llegará mañana,nus daremos un abrazo,yo le miraré asustao¿tendrá barba? ¿tendrá canas?
Madre ice qu’es mu guapoy se page mucho a mí.¡Entoje tié’l coló pardode los que semos d’aquí!
Y tendrá muchas agallas,y ¡cómo no v’a teneglas!si se jué a las alemaniasa trebajá com’un burroen fábricas altesanaspa qu’a mi madre y a míni na de na nus fartara.
Y mus escribía cartasiciendo que gorvería.¡Y es verdá! ¡Mu pronto v’a está p’aquí!¡Ha cumplío su palabra!¡Mi padre! ¡Que vié mi padre!
¡Cachi en dié, estoy felí!Tié que se’l hombre más juertemás duro qu’un arcornoque,más que los jierros, más juerte,mu arta y limpia su frente,mu güeno y tierno tamiénpa que madre tanto llorecomo llora degd’ayé.
Icen qu’era segaó,campusino de los güenos,porqu’es hijo d’esta tierray d’un labraó extremeñoque nus ha enseñäo a vivíentr’encinas y jelechosy l’hemos visto sentíqu’Extremadura es su pueblo.
El tren llegará mañana,nus daremos un abrazo,¿m’habrá mercao argún regalo?¿tendrá barba? ¿tendrá canas?
¡Qué más da! Yo me siento mu jonrao.¡Mi padre vié d’Alemania!
(Del mi libro: "De la corteza de la encina")

Blog castuamente

Volver a la página de inicio